BELGICA

AMBERES

De Bruselas tomé el tren temprano y en media hora llegué a la estación de Amberes. Construida a principios del siglo XX su hall de entrada es imponente, con balcones en arcos de mármol y al centro el reloj y escudo de Flandes. Llama también la atención una escultura de (creo que es) una paloma en el patio de los trenes. Su techo y ventanas están hechos en una estructura de cobre y vidrio, que le dan una gran luminosidad. En la fachada se destaca el domo.

Amberes es la segunda ciudad de Bélgica con 500 mil habitantes, se encuentra a orillas del río Escalda y tiene el segundo puerto más grande y moderno de Europa que sale al mar del norte. Es además la capital mundial del comercio y talla de diamantes.

De la estación, se llega al centro de la ciudad en una caminada de más o menos 20 minutos a través del Bulevar Keiserlei, donde están las joyerías que exhiben y venden los diamantes. ¡Por supuesto que visité alguna y por supuesto que no compré ninguno!

A continuación, llego hasta la estatua del pintor flamenco David Teniers que abre la entrada a la Calle Miers, la calle comercial más famosa de Bélgica, allí están las grandes marcas, terrazas y cafés. Inicia con dos edificios barrocos que ostentan inmensas cúpulas con figuras en su punta. A lo largo vemos la combinación de construcciones antiguas con edificios modernos que reemplazaron los destruidos en la segunda guerra mundial.

Vemos en nuestro recorrido la escultura del pintor Van Dyck hijo de la ciudad y muy cerca el antiguo Palacio de los Reyes de Bélgica o Palacio de Miers que hoy es propiedad de un inversionista privado. Solo puedes entrar a una chocolatería que funciona en la cocina del palacio y a un patio, nada especial.

Finalmente alcanzo la Groenplaatz o plaza verde, donde antiguamente había un cementerio. En el centro se levanta la estatua de Pedro Pablo Rubens, el famoso pintor flamenco que vivió en esta ciudad casi toda su vida. Su casa, ubicada en una plaza cerca de la calle Miers, es hoy un museo. Infortunadamente durante mi visita estaba cerrada por restauración. Alrededor de la plaza hay diversos edificios antiguos y modernos y al frente alcanzamos a ver la catedral.

Llego así a la Catedral de Nuestra Señora, que ostenta la torre más alta de Bélgica, 123 metros. Es de estilo gótico y data del siglo XIV. Tuve mala suerte en este día por cuanto, a pesar de estar dentro del horario de ingreso, ese día no se por qué, estaba cerrada. Según leí son destacables sus vitrales con escenas bíblicas, el inmenso cuadro de Rubens: El descendimiento de la Cruz y una pintura de Murillo.

Cerca de la entrada a la catedral, vemos en el piso la escultura de Nello y su perro quien, según un cuento de navidad, era un niño huérfano y pobre que gustaba de admirar la iglesia y sus pinturas y una noche de invierno se acostó con su perro en el pórtico y murió de frío.

dav

Entro luego a la Grote Markt o plaza de mercado, rodeada de un sinnúmero de casas gremiales del siglo XVI, todas con esculturas doradas al final de sus fachadas triangulares, que las hacían ver más altas, la más alta de ellas tiene la estatua de San Jorge matando el dragón. En esa época la altura de las casas determinaba el poder del gremio.

A un costado de la plaza está el Ayuntamiento o Stadthuis, un edificio renacentista que en su fachada tiene grabado el escudo de Castilla, de la época de la invasión de España, a un lado de éste una imagen que representa la justicia y al otro la Virgen y por último el escudo del Sacro imperio Romano Germánico.

Frente al ayuntamiento se alza una fuente con la estatua de Silvius Brabo, un centurión romano que según la leyenda, cortó la mano de un gigante que asediaba la ciudad, liberando así el puerto para el comercio.

sdr

Vemos muchas casas en Amberes que tienen en su exterior pequeñas estatuas de vírgenes, dice la leyenda que el origen de esto se explica porque durante la guerra de los 80 años o guerra de Flandes contra España, cuando también hubo enfrentamiento entre la iglesia católica y los protestantes, la iglesia como forma de ganar adeptos, iluminaba las casas de los cristianos quienes las identificaban con esas imágenes, así pues, muchos protestantes pusieron vírgenes en sus viviendas para aprovecharse de la luz.

Caminando hacia el rio Escalda nos topamos con la Casa del gremio de los carniceros, o Vleeshuis que se asemeja a una iglesia. Hoy allí funciona el museo de instrumentos musicales.

sdr

Por último, alcanzamos el río Escalda donde se encuentra el Castillo de Amberes o Tsteen una construcción del siglo XII en muy mal estado. Al momento de mi visita estaba completamente tapado, pues está en restauración.

Al borde del río vemos la estatua de Langue Waper, personaje de leyenda que tenía la capacidad de cambiar de tamaño y en las noches, volviéndose gigante, perseguía los borrachos de la ciudad.

Del río me dirijo hacia el callejón Vlaeykensgang un sitio cuyas casas del siglo XVI se conservan intactas, hay viviendas y sus bajos alojan bares y restaurantes. Es un sitio muy calmado donde no se encuentra el tumulto de turistas que ves en otras calles o plazas.

Y aquí les dejo la foto de dos bonitas esculturas que vi en la ciudad, una en una librería y la otra que representa los obreros construyendo la catedral.

Deja un comentario, tus datos nunca serán compartidos.

 

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s