BULGARIA 2016

SOFIA

Bulgaria, cuya capital es Sofia, pertenece a la Unión Europea mas no a la zona euro, su moneda es el lev; en la fecha de mi viaje un euro equivalía a 2 lev.

Es un país grande en territorio y pequeño en población, aproximadamente tiene siete millones y medio de habitantes. Perteneció al grupo de países socialistas y con la caída de la Unión Soviética pasó al régimen democrático, en 2007 entró a la Eurozona y es a partir de este momento que se inicia la disminución paulatina en el número de habitantes, perdiendo alrededor de 2 millones, debido a la migración hacia los países de occidente en busca de empleo y mejores oportunidades. Su economía es principalmente agrícola, aunque tiene algunas fábricas que producen partes de vehículos, armas y se explotan minas de diferentes minerales. Destaca la producción de sus famosas rosas que además de bonitas son exportadas a todo el mundo para la elaboración de perfumes. Asimismo, es de consumo obligado el yogurt que fue inventado allí; de ahí los conocidos bacilos búlgaros utilizados para su producción.

La mayoría de la población es cristiana ortodoxa, su idioma es el búlgaro y utilizan el alfabeto cirílico. Hay una minoría turca, talvez remanente de la época del dominio del  imperio Otomano y un 5% de gitanos

Recorriendo el país me llamó mucho la atención la cantidad de fábricas abandonadas que, una vez cayó el socialismo pararon su producción y nunca fueron restablecidas. Igualmente sentí de parte de la gente mayor, añoranza por el antiguo régimen y en los jóvenes un hastío con los actuales políticos y la corrupción rampante. Realmente percibí una nación que no acaba de asimilar su nueva condición.

Es un país pobre y con mucho desempleo, sin embargo, nos decían personas del común, la gente no pasa apuros con la alimentación pues las familias del campo tienen sus cultivos de subsistencia y quienes viven en la ciudad cuentan casi siempre con un pariente campesino que les envía alimentos.

Iniciamos nuestra visita en Sofía, ciudad de un millón y medio de habitantes, organizada y limpia y con pocas atracciones para el turista.

Allí llegamos procedentes de Bucarest en un vuelo de Bulgarian Air, servido por Tarom, aerolínea nacional de Rumania, cuyo costo fue de $107 euros. Nos alojamos en el hotel Hilton Sofia, 5 estrellas, $240 euros. No! no salió de mi bolsillo esa cantidad, tengo un programa de fidelidad con esa cadena y afortunadamente, para mí no tenía costo. Muy bien situado y confortable, cerca del Centro de convenciones de la ciudad. Estuvimos un día, que fue suficiente para lo que queríamos ver.

Qué ver en Sofía

Catedral Alexander Nevsky: Es la joya de la ciudad, la llaman la Rotunda por su gran tamaño. Adyacente a la catedral se encuentra la sede del Patriarca ortodoxo del país.

Fue construida entre finales del siglo XIX y principios del XX, en conmemoración a los soldados caídos durante la liberación del país del régimen turco, por parte de los rusos del zar Alejandro II. Se dice que es la más grande catedral ortodoxa en el oriente.

Su interior es imponente, tiene sus paredes cubiertas de frescos con un sinnúmero de iconos representando santos y el altar a diferencia de otras iglesias ortodoxas, tiene un iconostasio pequeño solo con la imagen de Jesús y María con el niño y una gran cruz de oro en el arco superior.

En su cripta tiene un museo de arte religioso.

Catedral Sveta Nedelya: Es una iglesia hecha en ladrillo y con grandes cúpulas, dedicada a Santo Domingo. Ha sido reconstruida en varias ocasiones, datando la primera iglesia del siglo X y la actual del siglo XX. Solo pudimos admirarla desde fuera pues estaba cerrada.IMG_3820

Iglesia rusa de San Nicolás: Es una iglesia pequeñita y hermosa, situada en la misma zona de las catedrales mencionada anteriormente. Fue construida a principios del siglo XX por Rusia a un lado de su embajada, como iglesia para los funcionarios de la misma. Su interior está decorado con iconos de santos, muy propio de las iglesias ortodoxas.

Iglesia Boyana: Declarada patrimonio de la humanidad esta iglesia del siglo X conserva sus frescos de la época casi perfectos, uno de ellos en la cúpula representa la imagen de Cristo Pantócrator, por motivos de conservación, no se permite tomar fotografías, se considera una de las iglesias medievales mejor conservadas. Está ubicada en la colina Vitosha en el barrio Boyana, en las afueras de la ciudad.

IGLESIA BOYANA

Estando en Sofia, la visita obligada es el Monasterio de Rila, patrimonio de la humanidad.

Allí nos dirigimos con un guía y su chofer en un recorrido de 100 kilómetros que, por lo escarpado del camino y el estado de la carretera, toma más o menos dos horas. Está ubicado en la montaña de su mismo nombre y fue fundado en el siglo X. La historia cuenta que el ciudadano Ivan Rilski, hoy San Juan de Rila, se retiró a esta montaña a vivir como un ermitaño en una cueva. Paulatinamente lo fueron siguiendo otras personas y fue construyéndose el monasterio que alcanzó a completar 100 celdas y diferentes salones. Los monjes aparte de su vida monástica, se dedicaban a la agricultura y a fabricar el pan.

Es una inmensa y cuidada construcción en la que aun habitan algunos monjes. Sobresale la hermosa iglesia de la Natividad decorada en su exterior con frescos que representan pasajes de la biblia y una gran fuente bautismal. En su interior está el tradicional iconostasio ortodoxo, hecho en madera recubierta de dorado, abarca todo el ancho de la iglesia y llega hasta el techo. A mano izquierda encontramos las pinturas de San Metodio y San Cirilo, a la derecha otros santos, y las imágenes de Jesús y María en el centro. Allí se conserva la tumba de San Juan y un icono del siglo XIX que lo representa y se considera milagroso.

A un lado de la iglesia se encuentra la Torre Jreliyova, del siglo XV, la cual cumplía la función de fortaleza en la que se resguardaban los monjes de los ataques de los turcos otomanos. En su parte superior hay una pequeña iglesia.

DSCN1182

Hay también en el monasterio un museo donde encontramos artículos religiosos, vestidos de la época y lo más destacado, una gran cruz en madera que tiene talladas casi 600 figuras que representan pasajes de la biblia, dentro de ellos la pasión de Cristo, la cual fue hecha por uno de los monjes.

IMG_3930

Deja un comentario, tus datos nunca serán compartidos

4 comentarios en “SOFIA”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s