UZBEKISTAN 2017

MARGILAN

Se dice que esta ciudad parte de la ruta de la seda, existe desde hace 2.000 años y que fue Alejandro Magno quien le puso su nombre. En el siglo VII se importaron los primeros gusanos de seda de China convirtiéndose en el principal centro de producción de seda en Asia Central. Hoy en día sus tejidos se exportan a diferentes países de Europa y el oriente. Es por lo tanto la ciudad de las fábricas de seda y telas de algodón y está situada en el valle de Ferghana.

QUÉ VER EN MARGILAN

Visitamos la Fábrica Yodgorlik, fundada en 1972 que fuera propiedad del estado hasta la caída de la unión soviética y donde muestran orgullosos su árbol de morera que data de 1811 y del cual provienen las hojas que alimentan los gusanos, su producción sigue siendo artesanal, siendo su principal producto la llamada Khan atlas o seda del rey.

Para mí fue fascinante conocer personalmente este hermoso proceso que se inicia con la producción de los huevos. En el país, por la importancia de esta industria, el gobierno controla la distribución de aquéllos, que reparte entre pequeños fabricantes y deja una parte a las fábricas que producen sus propios huevos. Estas imágenes me fueron entregadas por mi guía, en vista de que en la fecha de mi visita, no había producción de gusanos.

Estuvimos paso a paso, viendo cómo van sacando los hilitos de los capullos y luego arman las madejas. Hay un artesano que extiende las madejas y dibuja con pintura natural, las figuras que llevará la tela y luego otro empleado procede a teñirla con productos naturales sacados de diferentes plantas.

 

Es un proceso ancestral y manual que parte del cultivo de los huevos hasta llegar los hilos a los telares donde la empleada los va tejiendo con sus manos y pedales, hasta obtener la pieza de tela. Igualmente, en esta fábrica se hacen a mano tapetes de seda, para lo cual una empleada va insertando nudo a nudo los hilos de diferentes colores, de acuerdo con un dibujo que tiene al frente.

Dice mi guía que los rusos llegaron con la tecnología para automatizar el proceso y me muestra un salón con 8 máquinas que creo datan de los años 40 o 50 del siglo pasado aún en uso, donde se tejen algunas telas.  La empresa las produce de seda durante la época de producción de los gusanos y el segundo semestre las elabora de algodón, que se cultiva ampliamente en el país y es de alta calidad.

Madrasa Said Ahmad Khodja

Data del siglo XIX, actualmente funciona allí una escuela de artes y en las habitaciones hay talleres de artesanos. Es un patio con dos espacios techados (iwanes), en los que se destaca la decoración y colorido de sus techos y en los que había una exposición de susani.

Mezquita de Khonakhan

Esta hermosa mezquita del siglo XVI en excelente estado de conservación,  se destaca por su hermosa puerta en bronce labrado y su sencillo pero elegante mihrab, en completa armonía y simetría con su puerta de entrada, ubicada bajo un portal en ladrillo decorado en azul, con frases en caligrafía árabe alrededor del mismo. Está frente a un gran patio en el que los viernes se reúnen los fieles a rezar.

Calle del pan y mercado

Pasamos luego a conocer la calle del pan. Allí amasan en unos pequeños locales, asan en unos grandes hornos y exhiben en la calle los panes con diferentes formas y el respectivo sello en el centro. Al lado de las panaderías están los proveedores de harina con grandes bultos apilados en las aceras.

Visitamos el mercado, que tiene el encanto de los otros que he visto en este país, los comerciantes en su mayoría mujeres, divididos por producto. Venden las ensaladas para los matrimonios ya preparadas, muchas frutas y granos, entre los que sobresalen las lentejas en diferentes variedades y colores y sus peculiares escobas. También están a la venta, las bolsas de almacenes de marca.

Termina aquí mi viaje Uzbekistan, país que logró cautivarme por la calidez de su gente, la belleza de sus monumentos, la limpieza de sus ciudades y sus hermosos parques muy arborizados y llenos de jardines florecidos.

Deja un comentario, tus datos nunca serán compartidos

1 comentario en “MARGILAN”

  1. Que ciudad tan bonita! Me gusta mucho eso de alternar la producción de tejidos según la etapa del año. Así, las personas siempre tienen trabajo y la fábrica no está influida por las estaciones! Deberían coger ejemplo por estas parroquias…

    Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s