IRAN 09/2017

KERMAN

Kermán está ubicada a continuación del desierto salar de Lut y es la capital de la provincia de su mismo nombre. En esta región se producen la mayoría de los pistachos y dátiles que el país exporta y en la ciudad se encuentran las fábricas de vehículos Kia y Volskwagen. Igualmente se encuentra la segunda más grande mina de cobre del mundo, llamada Sarcheshmeh

QUE VER EN KERMAN

Mezquita Jame: Data del siglo XIV, época de los Selyúsidas. Es una mezquita de viernes con un gran patio interior. La decoración del pórtico es en azulejos verdes en tonalidades azules y figuras geométricas, su puerta es simétrica con el mirhab. El interior de aquél es más sencillo, ornamentado con mosaicos que forman flores rodeadas de leyendas en caligrafía árabe. Encontré allí algo que no había visto en ninguna mezquita, a la entrada hay una caja con unas piedras cuadradas en arcilla que se las ponen en la frente para rezar. Es una costumbre propia de los chiítas.

Hamam: Data del siglo XI, está muy bien conservado, su pórtico en piedra, original de la misma fecha, tiene dibujos representando caravanas, jardines, animales y personas en el campo.

Hay varias salas con figuras de cera, que muestran cada etapa en el rito del baño, además de indicar el tipo de baño que recibía la persona, de acuerdo con su condición social.

 Bazar Vakil del siglo XVI: Sin ser tan grande y variado como el de Teherán, sus instalaciones son muy bonitas y ofrece tanto frutas y verduras como vestuario, una gran cantidad de velos muy coloridos para las mujeres, los mejores dátiles que haya probado, tapetes, artículos de cobre, etc.

Se destacan las figuras pintadas en su cúpula

A un costado tiene un inmenso patio que era parte de un antiguo caravanserai o sitio de descanso de las caravanas que recorrían la Ruta de la seda

Madrasa Ibrahim Khan: éste gobernó en el siglo XIX y era parte de la dinastía Qajar, su madrasa hoy está dedicada a pequeños talleres de artesanos del cobre, la lana y los tapetes. Sus balcones y portales están recubiertos por decorados en mosaico de diferentes colores.

 

Finalmente, en el mismo bazar, entramos a la famosa Vakil tea house,  tetería y restaurante con música en vivo, que funciona en un antiguo hamam del siglo XIII, allí además de tomar un te

y descansar de nuestro recorrido, pudimos conocer la hospitalidad de los iraníes, pues en nuestra misma mesa había una familia que nos entabló conversación a través de nuestro guía Farad, interesándose por conocer nuestra nacionalidad y opinión sobre su país. Gran sorpresa recibimos al pedir la cuenta, pues el padre de familia no nos permitió pagar! Eramos 13 personas y todos fuimos invitados. Esta actitud es bastante común en este país.

Deja un comentario, tus datos nunca serán compartidos

1 comentario en “KERMAN”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s